Archivo de la etiqueta: travesuras en mellizos

Travesuras de DOS

Estándar

Buenos días… ¿Por dónde empezar??. Durante los últimos meses hemos ido experimentando cómo los mellizos crecen y se espabilan, se convierten en pequeños exploradores monstruitos y no conocen el significado de la palabra peligro o “NO”. Nos pasamos el día diciendo NO; cuando tiran vasos de zumo o agua al suelo, cuando Sur se sube a la mesa e intenta colgarse de la lámpara de techo (ya la hemos subido), cuando sistemáticamente lo tiran todo al suelo, independientemente de si es un móvil, gafas, potito, botella o lo que sea, el caso es que haga ruido… Nos sabe mal tener que decirles NO tantas veces. En alguna ocasión intercalamos el NO con “eso no se hace”, “para ya”, “no seas travieso”, “deja eso”.. pero no parece tener ningún efecto. Un hermano copia al otro y la picardia que uno no tiene la desarrolla el otro, por lo que tenemos todas las de perder. Los juguetes ya no les motivan, prefieren entrar en la cocina y jugar con platos, vasos, cacharros, potitos, fruta, abrir cajones, cualquier cosa que sea la novedad y que lleve implícito la palabra NO, claro.

No me puedo descuidar. Sur aprovecha cuando estoy cambiando a Norte para subirse a las sillas y usar el portátil, coger galletas del bolso, o hacer cualquier otra trastada… Claro, el problema es cuando gritas NO y Norte se asusta. Entonces tienes que dejar a Norte medio vestido e ir a atender a Sur. Para entonces, Norte ya está meado o se ha quitado la ropa o ha hecho otra trastada…

Tener una trona a mano es útil. Nosotros tenemos ahora el carrito gemelar en la entrada para paseos, pero tenemos otro carrito individual ASALVO para situaciones desesperadas y la usamos para dentro de casa.

Intentar mantenerlos a los dos sentados en la mesa pintando o mirando un libro es complejo. Si te  descuidas un segundo, aprovechan para levantarse y romper o morder el libro o se comen las ceras, plastidecores, plastilina, etc… por lo que lo estoy haciendo en turnos. Cuando veo a Norte entretenido con algo (últimamente es una caja de galletas), siento a Sur e intento dedicarle 5 minutos exclusivos, funciona. Y lo mismo con Norte, lo malo es que cuando Sur está entretenido 5 minutos con algo es que está haciendo algo “malo”, por lo que no me fío mucho.. pero no es problema porque Norte duerme menos que Sur, así que aprovecho en horas de siesta o por las mañanas para dedicarle más tiempo.

Los dos son cariñosos y a veces no puedo estar con los dos a la vez, se enfadan, lloran y me estiran de las mangas o pantalones para llamar mi atención. No hay receta para esto, una solo tiene dos manos, pero cantar les relaja e intentar poner a cada niño en cada lado y acariciarlos a la vez funciona a veces!!

Estamos pasando los “terrible twos”, la crisis de los dos años, por dos o por dos cientos porque no todo se duplica en estos casos… pero imagino que esta época pasará.

Lo que digo siempre: paciencia. Luego nos reiremos y echaremos de menos esta edad tan preciosa. Que paséis un buen jueves. Por Almería hace sol aunque rasqueta, pero nada comparado con el resto de España!

Anuncios